Comienza a ahorrar

Ahorro

Ahorrar significa guardar una parte de tu ingreso para utilizarlo en el futuro. No se trata de guardar lo que te sobra, sino de fijar una cantidad periódica que puedas incluir en tu presupuesto. El ahorro te permite alcanzar metas, contar con un capital para invertir en un negocio, comprar bienes como un auto o una casa o bien para tener un fondo de emergencias.

Ahorrar parece una idea muy difícil de llevar a cabo, sobre todo cuando tienes muchos gastos y deudas, pero aunque no lo creas, el ahorro es el primer paso para alcanzar tus metas.

Tu capacidad de ahorro

No está determinada por tu nivel de ingresos, hay personas que tienen un ingreso elevado y una nula capacidad de ahorro. La verdadera clave para alcanzar tus metas mediante el ahorro está en la disciplina y la constancia. Es cierto que la disciplina no es una virtud que todos poseen, sin embargo, es algo que se puede desarrollar si la practicas.

Algunos consejos que te damos para que ahorrar te sea mucho más fácil son:

  • Piensa antes de realizar una compra.
  • Destina una parte de tu ingreso mensual al ahorro.
  • Ten presente una meta.
  • Se organizado.
  • Resiste la tentación a realizar compras compulsivas.
  • Busca oportunidades para reducir gastos.
  • No gastes más de lo necesario.

Ahorrar es muy sencillo

Si no lo crees, tan sólo debes hacer una revisión a esos pequeños gastos que realizas de manera cotidiana y que no tienes planeado, se les conoce como “gastos hormiga”. Puedes disminuir su consumo y eso te permitirá ahorrar. Tan sólo deja de comprar cosas como café o agua embotellada, pagar servicios como los clásicos juegos del celular o aplicaciones que además de ser costosas, seguramente no necesitas.

Cada moneda que logres guardar, deposítala en una alcancía. La idea es que una vez que se llene formalices el hábito del ahorro y deposites ese dinero en una cuenta; ya sea en un banco, en una Sociedad Financiera Popular o en una Cooperativa de Ahorro y Préstamo. Antes de contratar, asegúrate de que la institución a quien confías tu dinero esté debidamente regulada y autorizada.

Si acostumbras ahorrar en las famosas “tandas”, toma en cuenta que aunque sea una persona conocida de hace muchos años, puede dejarte sin tu dinero por alguna razón. Además, este tipo de ahorro no genera rendimientos, sólo pones tus ahorros en otras manos, por lo que es recomendable que lo hagas en una Entidad Financiera autorizada. Investiga y compara cual es la Institución Financiera que se adecua a tus necesidades.

Te protege de imprevistos

El ahorro es una herramienta que te permite estar prevenido para el futuro. Establece un fondo de emergencias e incluye en tu presupuesto una aportación mensual para lograrlo. Ten presente que debes poder acceder a ese fondo en el momento en que lo necesites.

Sea cual sea la forma en que decidas ahorrar, lo más importante es que estés siempre al tanto de tu dinero, y la manera en cómo lo manejan. Recuerda que al hacerlo en Instituciones Financieras autorizadas, la Condusef te protege y defiende tus derechos ante alguna queja que pudieras llegar a tener.

Pon manos a la obra, empieza a ahorrar

  1. Haz un presupuesto mensual.
  2. Aprende a distinguir entre tus necesidades y tus deseos.
  3. Establece metas para tu ahorro: divídelas en corto, mediano y largo plazo.
  4. Antes de depositar tu dinero en alguna institución, verifica que esté debidamente autorizada y regulada por las autoridades.
  5. Compara y elige la Institución Financiera que te ofrezca la cuenta de depósito con mayor tasa de interés y te cobre menos comisiones. Recuerda no confiar en instituciones que te ofrezcan rendimientos altos o muy por encima de los que ofrece el mercado, ya que pudieras ser víctima de algún fraude.
  6. Revisa que la institución que elijas tenga una sucursal cerca de tu casa para evitarte complicaciones.
  7. Antes de contratar un producto financiero lee bien el contrato y las condiciones antes de firmar.
  8. Designa beneficiarios de tus cuentas de depósito. Ellos recibirán el dinero si llegaras a faltar.

Para más información visita la página de la condusef, haz clic aquí.